Salud & Fitness

Cómo practicar running en verano

El running está de moda. Pero el calor no es precisamente un aliado de la práctica deportiva, así que es el momento de recopilar una serie de consejos sobre cómo correr en verano de forma responsable.

El número de corredores aumenta cada año en nuestro país. Y es que los beneficios de esta práctica deportiva son muchos: el running es una de las mejores actividades cardiovasculares. Junto a una dieta equilibrada, nos ayudará a estar en forma y a perder peso.

Además, corriendo mejoraremos nuestra capacidad aérobica y reduciremos la presión arterial; liberaremos estrés y mejoraremos nuestro estado de ánimo porque mientras corremos liberamos endorfinas, la hormona de la felicidad.

Una ventaja más que tiene el running frente a otros deportes es que es muy sencillo de practicar. Aunque esté de moda la ropa deportiva, la realidad es que no necesitamos ninguna equipación especializada más allá de unas buenas zapatillas para salir a correr (recordemos a Forrest Gump).

En principio el running es una actividad individual. Pero puede ser una buena oportunidad para socializar. Podemos correr en grupo con nuestros amigos o participar en carreras y maratones, donde conoceremos a gente nueva que comparta nuestras inquietudes.

CÓMO SALIR A CORRER EN VERANO DE FORMA RESPONSABLE

El exceso de calor y la humedad no son recomendables a la hora de practicar deporte. Y al ser una actividad que se realiza al aire libre, debemos tomar una serie de precauciones antes de salir a correr en verano.

Los dos principales riesgos que corremos si practicamos running en verano son la deshidratación y las quemaduras solares. Lo mejor para evitar ambas es evitar salir a correr en las horas centrales del día y mantenernos siempre hidratados.

EL momento ideal para practicar salir a correr en verano es a primera hora de la mañana o de la tarde, cuando el sol comienza a bajar. Siempre hay que hacerlo con protección solar. Además, debemos evitar en la medida que podamos, que el sol nos dé de forma directa.

Entrenar con responsabilidad es fundamental. Salir a correr en verano puede resultarnos más duro que el resto del año. Por eso es importante no fatigarnos en exceso. Parar a tiempo evitará calambres o deshidratación severa.

El peor escenario al que nos podemos enfrentar si practicamos running en verano es el de los golpes de calor. Un golpe de calor se produce cuando nuestra temperatura corporal supera los 40 grados.

Los niños y los mayores de 65 años son los más proclives a sufrirlo. Pero practicar deporte en verano puede hacer que cualquiera sea víctima de un golpe de calor. Es un cuadro médico grave que puede incluso provocar la muerte.

El problema es que sus síntomas se pueden confundir con la fatiga o la deshidratación, de modo que hay que estar alerta.

Los principales síntomas de un golpe de calor, además del cansancio o el dolor de cabeza, son los mareos o incluso las náuseas. Tomar las precauciones antes mencionadas pueden ayudar a no sufrir un golpe de calor.

En cualquier caso, si creemos que estamos sufriendo un golpe de calor necesitaremos bajar la temperatura corporal lo más rápido posible. Deberemos llamar a los servicios de urgencias si es necesario.

Siguiendo estos consejos, siempre podremos seguir disfrutando de correr en verano.

¿TE HA GUSTADO?

A continuación, también puedes leer sobre el azúcar que contienen los alimentos industriales. Solo en NoticiarioDirecto.com




En NoticiarioDirecto.com encontrarás las últimas noticias, contenidos virales y virales de última hora por internet. Nuestro equipo de redactores profesionales selecciona para ti cada día el mejor contenido de la red de todo el mundo. Únete a nuestras redes sociales para estar enterado de todo el contenido de última hora.